NEWS

Cómo saber qué tipo de acreditación es mejor para tu evento

El momento de la acreditación en los eventos puede causar muchos problemas y ser un gran dolor de cabeza. La gente se acumula para ingresar y, sin organización, la paciencia se empieza a perder. La clave están en conocer y contratar el servicio correcto.

No existe una única manera para realizar esta gestión.  De hecho, por su flexibilidad, cada una se puede adaptar a lo que estés buscando. Dicho esto, te presentamos un paneo general de las tres formas de acreditación:

Auto acreditación

Si preferís que tu evento se destaque por la fluidez y rapidez, este es tu lugar. Pedir los datos de cada persona que ingresa al evento requiere mucho tiempo. Esto se facilita si el asistente tiene la posibilidad de saltar este paso ¿Cómo? Recibiendo en su mail un código de barras con toda la información de su inscripción.

Este código se presenta en los lectores instalados en la sede del evento, se chequea la información y automáticamente se emite su acreditación. La integración de herramientas informáticas salvándonos, una vez más, de pasos tediosos.

Pre acreditación On Line
Ser precavido/a tiene sus ventajas. Esta función esconde algunos beneficios. Su función principal es la recolección de los datos y el acceso inmediato del listado antes del evento. Además, esta previa organización trae consigo oportunidades de chequeo de asistencia y su posterior certificación de forma certera o la oportunidad de medir la pregnancia de la difusión del evento, por ejemplo.

Acreditación On Site
Si lo tuyo es más la atención cara a cara, esta forma nunca pierde su calidez y eficacia. El personal se encarga de dar la bienvenida a los asistentes y de atenderlos durante el evento. Se entregan credenciales, certificados y el material necesario.

Lo importante es reconocer qué es lo que estás buscando para tu evento. Es necesario enfocarse y seleccionar las herramientas que más se adapten a tus objetivos. Podés armar tu estilo de acreditación y sumarle las aplicaciones que más te convengan. La experiencia hace al maestro, dicen. Habrá que ponerlo en práctica.